Editores de texto NO visuales

Hace ya algunas décadas en las que, en mis inicios como estudiante de computación, comencé a trabajar con los editores de texto.
En aquellos días, el docente que nos dio la materia de Introducción a las Ciencias Computacionales, nos entregó un manual fotocopiado con unos ejercicios para aprender a usar el sistema operativo MS-DOS 3.2.
En ese manual, había un ejercicio para usar el comando "edlin"(https://es.wikipedia.org/wiki/EDLIN), el cual era un editor de líneas de texto muy rudimentario y básico, totalmente diferente y primitivo en comparación al propio editor al que uno ingresaba (en algunas computadoras de la época) para editar los programas que erran ejecutados por el intérprete GW-Basic.
Con este programa, EDLIN, para conocer el contenido del archivo, había que enviarle una orden al programa. Es decir, el contenido del archivo no era visible durante todo el tiempo. Si uno quería mostrar en la pantalla el contenido de las líneas (por ejemplo) de la 3 a la 5, había que escribir:
3,5L
Para cambiar el contenido de una línea, por ejemplo, la línea 29, se ingresaba el número de línea a modificar:
29<ENTER>
Esto hacía que se mostrara su contenido y estaba a la espera del "nuevo" contenido. Si solamente se presionaba nuevamente, sin ingresar un nuevo texto, la línea no sufría cambios. Si por el contrario, uno ingresaba un nuevo texto y después se presionaba , la línea "original" era sustituida por el nuevo texto.
Como se puede observar, la edición de un archivo requería que quienes usábamos ese programa, tuviéramos en nuestra mente una idea del contenido actual del archivo, antes y después de las modificaciones. En la pantalla NO se mostraba todo el tiempo el contenido del archivo, solo bajo demanda, y solamente las líneas indicadas. ¡Demasiado trabajo, demasiado esfuerzo para el usuario!